Cómo evitar el efecto rebote después de una dieta

El efecto rebote es uno de los elementos más peligrosos y que debemos de evitar después de haber realizado una dieta. Este efecto rebote es una cantidad de peso que se gana después de haber finalizado la dieta y habitualmente, en lugar de recuperar el peso perdido, se acaba cogiendo más. Vamos a ofrecer una serie de consejos a través de los cuales podemos evitar este efecto rebote.

Dieta de mantenimiento

Finalizar una dieta no tiene que significar el volver a los malos hábitos del pasado. Sin duda, la dieta ha sido una experiencia bastante importante que nos ha podido enseñar como podemos seguir comiendo y perder peso en el proceso. En este sentido, es importante seguir llevando a cabo una pequeña dieta de mantenimiento hasta que las células de nuestro cuerpo registren nuestro peso como el habitual.

No pases hambre

Pasar hambre además de ser bastante desagradable, propicia el efecto rebote. Para ello ayúdate de alimentos saludables como la fruta o bebe agua. De esta forma, no te verás tentado de caer en aquellos alimentos nocivos que pongan en peligro el peso alcanzado.

Practicar deporte

Además de ayudarnos para sentirnos más sanos, practicar deporte es estupendo de cara a poder seguir disfrutando del peso conseguido.

Ayuda de un nutricionista

Por último y no por ello menos importante, cuenta con los consejos y apoyos de un nutricionista. Las dietas milagrosas no existen y habitualmente propician este peligroso efecto rebote.

De esta forma, tanto al elaborar la dieta que vas a seguir, así como las consideraciones finales una vez terminadas la misma, es importante que estén aconsejadas por un profesional facultativo el cual te dará las orientaciones a seguir y toda clase de consejos de cara a llevar tu día a día con la dieta finalizada.