fbpx

Diatermia corporal y facial

El paso de los años es algo inevitable para todos. La piel es la mejor prueba de que la edad, es algo que pasa a todos. Sin embargo, tener una piel mucho más joven es posible, gracias a la diatermia. En este artículo, vamos a conocer mejor lo que es la diatermia y todos los beneficios que tiene para nuestra piel.

Los beneficios de la diatermia

La diatermia puede ser facial o corporal, dependiendo de donde vayamos a aplicarla. La diatermia, es una técnica no invasiva, que sirve para disolver la grasa acumulada, a través de aumentar la temperatura interna entre 3 y 5 grados. Gracias al uso de esta diatermia, es posible reafirmar los tejidos de la piel y, por lo tanto, gozar de una piel más joven.

Cuando se lleva a cabo en el rostro, se conoce como diatermia facial. Lo que se obtiene a través de este tipo de diatermia localizada, es una reestructuración del colágeno profundo de la piel, además de conseguir una mayor elasticidad de los tejidos. Para entenderlo mejor, estos cambios suponen la desaparición de las arrugas o la flacidez, así como la redefinición del óvalo facial, aportando una mayor luminosidad al rostro.

Por su parte, la diatermia corporal, la que se lleva a cabo en el resto del cuerpo, sirve para tratar problemas como la celulitis o la retención de líquidos. Una vez más, tratar todos estos problemas, se traduce en contar con una piel mucho más suave y firme, rejuveneciendo nuestro aspecto debido a que hemos acabado con todas esas imperfecciones.

Disfrutar ahora de una piel mucho más joven es una posibilidad, gracias a los tratamientos de diatermia. Independientemente de donde tengas el problema localizado en tu piel, la diatermia es la perfecta solución para eliminar todas las imperfecciones.

Tags: