Errores a la hora de intentar reducir piel naranja y celulitis

La piel de naranja y la celulitis traen de cabeza a muchas mujeres a partir de la adolescencia, y es que parece que por mucho que hagan nunca termina de desaparecer. Tranquila, no eres la única, y es que la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEVD) afirma que entre un 85% y un 98% de las mujeres experimentan la celulitis en algún momento de sus vidas.

No existen tratamientos milagros que podamos adquirir en la farmacia pero una combinación adecuada de gimnasio, alimentación y terapias de choque pueden ser de gran ayuda. En cualquier caso es muy importante evitar ciertos errores que pueden pasar desapercibidos y que empeoran la piel de naranja y la celulitis.

Principales errores

La vida sedentaria

Tener una vida sedentaria es tremendamente perjudicial para la celulitis y cualquier dieta que inicies no servirá de nada si no adoptas un estilo de vida activo. Deportes como el spinning, salir a correr o montar en bici pueden ser de gran ayuda para reducir la celulitis.

El trabajo sin movimiento

En ocasiones no existe más remedio que pasar sentada buena parte del día por trabajar en una oficina. Pero esto no debe servir de excusa, ya que incluso los médicos recomiendan realizar un paseo aunque sea breve cada dos horas para activar la circulación. También es un error estar sentada con las piernas cruzadas, así que evita esta postura en la medida de lo posible.

Entrenar de manera inadecuada

Un plan de entrenamiento poco adecuado sin ejercicios específicos para combatir la celulitis también puede resultar perjudicial o poco efectivo. Es por ello que se deben practicar ejercicios localizados en las zonas donde la piel de naranja ha hecho acto de presencia. Recurrir a expertos en la materia es necesario para plantear un plan de entrenamiento preciso y efectivo.