fbpx

Ondas de choque

El tratamiento con ondas de choque o de ondas acústicas, se está extendiendo dentro del mundo de la medicina estética debido a la gran cantidad de ventajas que cuenta, tanto para los profesionales que llevan a cabo el mismo, como para el paciente que se somete al tratamiento.

El tratamiento por ondas de choque, es un tratamiento que funciona especialmente bien para acabar con la celulitis, uno de los principales problemas que más preocupa a las mujeres de todas las edades, ya que son principalmente ellas las que lo sufren.

Tratamiento de ondas de choque contra la celulitis

La efectividad de este tratamiento de ondas de choque es contra todo tipo de celulitis, desde la celulitis blanda, hasta la compacta o fibrótica, pasando por la celulitis edematosa.

El tratamiento se basa en una onda acústica que lleva energía a los tejidos afectados, promoviendo la regeneración de los procesos reparativos.

A través de este tratamiento, podemos reducir el edema o la inflamación de la zona que nos encontremos tratando, así como vasculizar y oxigenar los tejidos, recuperando el tono y la firmeza de la piel, mostrando un aspecto mucho más joven.

Con las ondas de choque, también se puede tratar la rotura de las fibras reticulares, recuperando la firmeza que estas tenían antes, gracias a la regeneración del colágeno.

Una de las ventajas por las que resultan tan populares estos tratamientos de choque, es porque la efectividad del mismo, se puede apreciar desde la primera sesión, lo que invita a realizar el tratamiento por todas las zonas dañadas del cuerpo.

En definitiva, las ondas de choque son el tratamiento perfecto para acabar con la celulitis de una forma sencilla e indolora, que no requieren hospitalización y en donde, una vez realizado, podemos volver a nuestra casa e incorporarnos a nuestra rutina del día a día.

Tags: